galetes linzer

Receta de Galletas Linzer

Después de una época incierta, en la cual hemos tenido que mantener las distancias por el bien de todos, celebrar las fiestas con nuestros seres queridos es todavía más especial.

¡Desde el Hotel Terradets os deseamos unas fiestas llenas de alegría y un Feliz Año Nuevo!

Esta Navidad, queremos compartirla con vosotros, adentrándonos en vuestra cocina y ofreciéndoos una receta ideal para estas fiestas, las galletas Linzer. Son originarias de la ciudad austríaca de Linz y muy vinculadas con la conocida Linzer Torte.

INGREDIENTES

  • 155 gr. avellanas tostadas sin piel y sin sal
  • 125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 gr. azúcar
  • 1 yema de huevo grande
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja o limón
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla
  • ¼ cucharadita de esencia de avellana
  • 155 gr. de harina de repostería
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • ¼ cucharadita de sal
  • 75 gr. mermelada de frambuesas (os recomendamos la de @esterriberry)
  • Azúcar glass para espolvorear

PREPARACIÓN

En una batidora, pulverizar las avellanas durante unos segundos hasta convertirlas en harina. Batir la mantequilla con una cuchara de madera o bien con una batidora a velocidad alta hasta que esté esponjosa y de un color amarillo pálido. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que se haya disuelto completamente.


Añadir el huevo, la ralladura de naranja, los extractos de vainilla y avellana y continuar batiendo a baja velocidad hasta que todos los ingredientes estén muy mezclados. En un bol aparte, tamizar la harina junto con la sal y la canela. Añadir la harina a la mezcla de la mantequilla y batir a baja velocidad hasta que esté justo incorporado. Tiene que quedar una masa de textura suave. Dividir la masa en cuatro porciones iguales, envolver cada una en papel film y refrigerar como mínimo durante 1 hora.


Precalentar el horno a 180 grados. Preparar dos bandejas cubiertas con papel de hornear. Estirar la masa con un rodillo pastelero sobre un silpat (si no tenéis, lo podéis hacer sobre cualquier superficie antiadherente, espolvorear con un poco de harina si fuera necesario) hasta que tenga un grosor de tan solo 0,6 cm. Con un cortador de pasta cortar la masa en porciones y pasarlas con una espátula a la bandeja que teníamos preparada.


Repetir esta operación con las otras porciones de masa que teníamos reservadas. Los restos que nos queden después de cortar las galletas, los dejaremos enfriar unos 10 minutos en el congelador y solo los utilizaremos en dos ocasiones más. Hornear durante unos 12 minutos. 


Dejar enfriar unos minutos antes de pasarlas a una reja para que se enfríen totalmente. Si queremos rellenar nuestras galletas con mermelada, pondremos en un cazo pequeño la mermelada elegida y le añadiremos 1 cucharada de agua. Llevar a ebullición. Dejar que se enfríe ligeramente y extenderla sobre una de las tapas de las galletas. Espolvorearemos con azúcar glass la mitad de las galletas que tienen la ventana, y la colocaremos sobre la mermelada, formando un sándwich.

OBSERVACIONES

Vigilar cuando pulvericemos los frutos secos, para que no se convierta en una masa.
Con esta receta salen unas 25 galletas dobles (es decir, 50 galletas incluyendo las bases y las tapas), pero depende mucho de la medida del cortador que usemos. Tan pronto preparamos las galletas con la mermelada, tendremos que ser rápidos al servirlas, puesto que se humedecerán con mucha rapidez.